¿DE QUÉ VA TODO ESTO?

Tras años mandando batallas a mis familiares y/o amigos, tras miles de intentos por mi parte de tener un sitio donde compartir mi humor corrosivo y ácido sin obtener frutos, tras rogar, pedir por las buenas, pedir por las malas, llorar y hacer todo lo que se me ha ocurrido... por fin he conseguido tener un blog! Preparaos...

COMPRA VENTA EN LOS RECREOS

¿NIÑOS NEGOCIANDO CON SEIS AÑOS EN EL RECREO?

Esta semana me ha sucedido una cosa inesperada con mi hijo mediano, Jaime, que ha activado alarmas en mi cabeza sobre la sociedad en la que les estamos criando.
A raíz de una discusión entre mis niños, me percaté de que Jaime había estado llevando al colegio unas figuritas del tamaño de las antiguas tabas, llamadas gogos. En casa había muchas, pues es un juego ya pasado de moda en UK, donde vive mi hermana, así que les había ido regalando muchos durante un tiempo, antes de que llegaran a España.
El caso es que Jaime las había cambiado unas veces, regalado otras, o incluso perdido, no lo sé, hasta un total de 60 o 70 figuras.
Medité lo sucedido, y hablé con el niño, asustada porque le pudieran estar tomando por tonto, o porque no entendiera el valor de las cosas, y también para hacerle entender que no puede disponer de lo que no es suyo, y mucho menos perderlo.
Me explicó muchas cosas, unas con sentido y otras no, y una que no me gustó nada fue que en los intercambios, a veces, tenía que entregar 5 figuritas a cambio de una sola, porque como todos los niños estaban pendientes, no le dejaban decir que no. Aparentemente era una elección comunitaria e indiscriminada.
Y empecé a preguntarme…

MALABARISMO MATERNAL

En estos tiempos difíciles, en los que tener una habilidad que no se vea ensombrecida resulta tan complicado, porque siempre hay veinteañeros que no sólo lo harán mejor, sino que además habrán estudiado un par de carreras universitarias y un máster, hablarán cuatro idiomas, tendrán un blog y un facebook con cuatrocientos amigos,un cuerpo digno de los dioses y diosas del Olimpo, harán kamasutra-pilates, sexy-spinnig, esgrima con sable-láser o lo que sea que se les haya ocurrido a los de los gimnasios de Madrid, siempre llevarán las mechas perfectas, sin una sola raíz, la cara perfectamente maquillada para que parezca que a penas se han dedicado hora y media a acicalarse y los cuerpos tan lisitos y libres de vello que parecen de plástico, en estos tiempos, decía, he desarrollado una habilidad que, estoy segura, ninguno de ellos llegaría a intentar siquiera (probablemente por miedo a darse un golpazo)...

EXPERIENCIA CON EL KUMON DE LECTURA

Hoy os comento nuestra experiencia con este método.
Como ya os he contado en otros posts, son ya varias las ocasiones en las que uno y otro de mis chicos han hecho Kumon de matemáticas, el método ideado por un japonés para ayudarles a entender las matemáticas a los niños, por lo que no me extenderé en mi opinión al respecto.
Lo que os traigo hoy es la otra parte de este método que al menos en España, se imparte en las academias a la vez que el de matemáticas y al mismo precio. Bueno, lo cierto es que si te puedes permitir hacer los dos a la vez con un niño, te hacen un pequeño descuento en la mensualidad del segundo.
Luisete ha ido bastante retrasado en lengua este año, tanto en la lectura como en la comprensión. La profesora me lo remarcó en una reunión que tuvimos en el mes de Marzo, y nos dijo que había que hacer un esfuerzo con él, que leía poco.
Lo cierto es que ha leído bastante este año, pero debido a la lenta velocidad con la que lo hacía, tenía bastante resistencia a leer como hobby, cosa que a mi siempre me ha gustado mucho, lo que me daba pena.

NUESTROS HIJOS EN LAS REDES SOCIALES

En mi colegio, hace unos días, nos dieron una charla a los padres interesados (debo decir que me sorprendió los pocos que éramos) a cerca de la relación de los menores con las Redes Sociales e Internet...
Hace ya años que este tema me preocupa, tanto por experiencia personal como por las historias que casi a diario vienen en los medios de comunicación sobre problemas a los que los niños se deben enfrentar con muy pocas armas para defenderse, porque son muy pequeños para afrontar algunas de las cosas que te pueden pasar en relación a la que es una de las herramientas más potentes y más peligrosas de nuestra época, o mejor, de la de nuestros hijos. Los que ahora somos papás, sabemos, más o menos, manejar estas aplicaciones y herramientas, pero es que nuestros pequeños nacen con ellas y aprenden a manejar dispositivos electrónicos con dos o tres añitos... Qué no harán, pues con doce? Si no sabemos bien nosotros, los padres, para qué sirven y cómo se utilizan todas ellas, cómo vamos a vigilarles o a ayudarles llegados al punto?
Como ya os habré contado, es por este motivo por el que yo llegué a estar presente en Twitter, Facebook, Tuenti, y a tener mi propio blog. Esta inquietud nació a raíz de una experiencia cercana, que me impresionó hasta tal punto que decidí prepararme tanto como pudiera, para que cuando mis hijos lleguen a este obstáculo, pueda ayudarles tanto como sea posible. Muchos de mis compañeros de batallas me ven como una "friki", enganchada a mi smartphone y dando la tabarra con las redes, poco capaces de entender para qué sirven realmente y las diferencias tan grandes entre unas y otras, pero el motivo principal ya os lo he contado. Quiero estar tan lista como sea posible. Aún así, soy consciente de que ellos, llegados a una edad, sabrán tanta informática y será tan natural para ellos procesar cualquier avance que haya surgido, que estar a su altura ya es imposible.
Os transcribo las notas que tomé a lo largo de la charla, de dos horas de duración dada por  la organización http://www.protegeles.com e impartida por Isabel Aboy (la que fue María en la Serie de Médico de Familia), que lo explicó todo con gran detalle y naturalidad, y en un lenguaje perfectamente accesible para todos.

CÓMO ENTRENAR CON UN HIJO

Aunque ya os he comentado en otras entradas mi experiencia con uno y otro método, reconozco que mi apreciación, tras casi un año de practicar Smartick con una alta tasa de asistencia, ha cambiado ligeramente.
Debido a los malos comentarios de una de las profesoras que tuvo mi hijo pequeño a principios de este año (gracias a Dios se fue temporalmente por cuestiones personales y ha sido sustituida por otra hasta final de curso) decidí entrenar (por no decir enseñar) yo misma al niño en casa por la tarde.
Lo cierto es que dedicándole 20 minutos "especiales" desde Enero, se han obrado maravillas en sus notas y en su comportamiento, aunque esto no sé si será achacable a nuestro trabajo en casa o más bien al cambio a una profesora que realmente sabe y acepta lo que es un niño de 4 años...

LECTURA PARA COMPARTIR CON MI HIJO DE 8 AÑOS


Estos días, en casa, con mi hijo mayor de 8 años estamos dedicándonos, a primera hora de la mañana, antes de prepararnos para ir al colegio, a leer un libro que nos está fascinando a ambos.



A él, le gusta por las cosas curiosas que cuenta sobre civilizaciones que existieron hace muchísimos años, y que no ha estudiado aún en el colegio. Hay que añadirles unas pinceladas, hacérselo intrigante… pero en general, está narrado de tal forma, que ya a ellos les da qué pensar y preguntar.
A mi me gusta, por un lado, porque recuerdo cosas que vi hace mil años cuando yo estudiaba, algunas de las cuales no he vuelto a recordar hasta leerlo con él de nuevo, y por otra parte, me encanta contarle cosas nuevas, ver cómo se interesa, pregunta, imagina… disfrutar esos minutos con él, y que encima sea una actividad de provecho, para mi es una recompensa más que suficiente para despertarme 20 minutos antes de lo habitual. Y a él le debe encantar, porque no quiere prescindir de esos minutos de soledad con su madre en la cama.
El precio del libro es inferior a 20€, por si os interesa.
Espero que os guste.

MONTAR EN BICICLETA


Este verano, de vacaciones en la playa, decidimos enseñar a montar en bicicleta a Jaime (4 añitos). 
Primero lo intentamos por las buenas, pues con esa edad nos parecía que le iba a resultar muy fácil retirar los ruedines, como nos sucedió con el hermano tres años antes. 
El abuelo se lo llevó a una recta perfectamente asfaltada, muy poco transitada y llanita cercana a nuestra casa y procedió a transmitirle las reglas básicas del manejo de las bicicletas. "Jaime, a ver, aprender a montar en bicicleta es muy sencillo. Tienes que caerte diez veces, y listo. Entonces, y sólo entonces, sabrás montar en bici". El oráculo del abuelo que tan bien funcionó siempre...
Pero es que Jaime es el segundo, así que muy lejos de reaccionar como su hermano, que el pobre se dio siete castañazos y aún dice que como le faltan tres no sabe montar bien del todo, dijo con toda su infantil razón: "Mamá, ez que no quiero que me quitez loz ruedinez, no me quiero caer. Zi yo monto mu bien azí y zoy muy drápido!". Y es tal la clarividencia de lo que siente al respecto, que no le haces montar en una bicicleta sin ruedines ni por todos los Lacasitos del planeta. Impresionante su determinación (cabezonería).

Madre al borde de un achaque de nervios

Lo de este año, con las extraescolares, tiene pinta de acabar en tragedia...
Lo peor, es que estoy absolutamente segura de que todas las mamás (algún papá también, no os enfadéis) lo hacen sin pensar y sin ningún tipo de problemas. Temo ser más mema de lo que me pensaba.
Lunes y miércoles, fútbol. Dos bolsas con uniformes a la entrada! Martes y jueves, páddle Luisete y predeporte Jaime. Una sola bolsa. Ah! La raqueta! Viernes, partido de Luisete, y aunque la equipación oficial se la dan en la escuela de fútbol, debe presentarse con el chándal del equipo, por lo que hay que llevarse la bolsa preparada. Ah! Y las espinilleras, claro! Como no es el mismo uniforme que el de los lunes y miércoles... una bolsa distinta para los viernes! Esas para por la tarde. Ahora vamos con las del colegio. Lunes y viernes, gimnasia. Bolsa para la niña! Miércoles, natación Luisete... Línea! Lunes... Natación Jaime. Bingo! Creéis que soy capaz de acertar más de un 50% de las veces? Y os contesto yo, no os molestéis, ni de churro!
A todo esto hay que añadir las meriendas de medio patio, lo que nosotros llamamos almuerzo, y meterlas en las mochilas adecuadas. Y la merienda para llevarles cuando les recojo a la salida del colegio los lunes, miércoles y viernes, porque los martes y jueves, la merienda tiene que ir en las carteras desde por la mañana para que no se tengan que comer a un compañero antes de ir a deporte, ya que yo no les veo...
Creo que sólo de escribirlo acabo de provocarme un ataque de ansiedad. Esperad qué voy a por el orfidal...
Total, que por las mañanas bajo de casa con la siguiente pinta:
Dormida, porque a esas horas mi cerebro no reacciona, tengo el metabolismo muy mal acostumbrado en estos tiempos... Con una tostada entre los dientes, porque llego tarde. Con los taconazos, porque antes muerta que sencilla, ya se sabe, y coja, ya que el esguince de Agosto ha decidido quedarse conmigo por tiempo indefinido. Me cuelgo en un hombro la mochila de Jaime y en el otro el bolsón con zapatero con la equipación de Luisete. Luego cojo la bolsita de la merienda, si me acuerdo (más me vale) de la nevera, y con las uñas el iPad y mi bolso. Conclusión, cuando llegó a la oficina parece más que vengo con un resacón de órdago que recién levantada y toda guapita, relajada y recién maquillada, para comerme el día como corresponde!
Es, en estas circunstancias, que he empezado a apreciar la gracia que Dios me ha concedido llevando mi marido a los chicos al cole por las mañanas, salvo si viaja, que cargó con otras dos mochilas y dos niños enfurruñados, cuando no con una pelota de fútbol.
El caso es que a veces, cuando me ve el portero de casa llegar al descansillo, me abre corriendo la puerta del ascensor y la del portal, y se ríe, aunque bajito y por dentro, claro....
Resto de madres, cómo lo hacéis!?!

ACUARIO, TOMA 4!!!

Para qué me compré un acuario, con lo feliz que vivía yo!


Mi precioso acuario...

Voy a por un filtro a la tienda de mi nueva amiga la que vende, y le cuento que he comprado dos peces "botia payaso" el otro día, en otro sitio, y dos culebrillas preciosas que les encantaron a los niños. "Vaya, te han metido de lo peor en el acuario! Esos se lo comen todo! Llévate este cebo rojo, a ver si así tienen menos hambre y no te comen a los otros. Qué faena!" Me dice mi amiga, la desgraciada...
Total, me llevo tan contenta dos come-algas (gracias a Dios que no tenía más dinero porque me dijo que llevase seis) y dos cardenalillos, preciosos, chiquitines, con el lomo de neón azul y la barriga roja...
Bueno, pues un cardenalillo ha llegado sin la cola! Cabrones come-algas!!!!! Se la han comido! Ahora no nada, sólo se menea de un sitio para otro como si bailase salsa! Joder, con lo que debe doler eso!

SMARTICK, APRENDER MATEMÁTICAS ONLINE

Las matemáticas me encantan desde que uso la razón. Para mi, son como un pasatiempo de lo más divertido. Dibujar funciones y hacer integrales, porque las derivadas son demasiado evidentes y hay poco que pensar, han sido una de mis actividades favoritas, por lo que eran las asignaturas de la carrera que aprobaba siempre por parciales, e incluso con nota.
Como “consumidora” de matemáticas que fui cuando tenía tiempo, estoy segura de que para que te gusten tienes que entenderlas. Y de que para entenderlas, tienes que practicar, practicar y practicar mucho. La base de las matemáticas, por supuesto, debe ser sólida. Y esa, se aprende cuando eres pequeño. Justo como mis hijos...

Dibujar una mano en 3D...

He encontrado esto en mi muro de Facebook, y os lo dejo para una de estas jornadas estivales...

Ya os enseñaré el resultado cuando lo hagamos nosotros.


ATASCOS EN MADRID

No me gusta conducir. No me gusta nada. Pero... nada de nada! Eso sí, aprobé mi carnet a la primera. Di cincuenta y una clases prácticas, por lo que cuando fui a examinarme conducía mejor que el examinador y más en plena hora punta con todos atascados. Me dieron el carnet un viernes, así que ya iba yo toda chulita de fin de semana al campo con mi coche. Bien, pues el primer día que conduje en mi vida, me pararon los de la Guardia Civil, y me cascaron mi primera multa. Debe ser un récord... Por no llevar el permiso de circulación. Ese fue el comienzo de mi relación un poco complicada con los vehículos...

ENSEÑARLES A CUIDAR LOS LIBROS

Mi hijo mayor, Luisete, lleva mensualmente al cole un cuento de casa que comparte con sus compañeros de clase. Todos llevan uno, y así forman una biblioteca de aula que van renovando. El problema de los cuentos es que no pueden ser muy costosos, porque la mitad de las veces regresan a casa bastante perjudicados. Luisete los trae rotos, pero me consta que él también ha roto alguno, eh?
En casa creemos que los libros hay que cuidarlos. Tengo muchos libros y he tenido que deshacerme de otros muchos porque todos en casa no cabemos. Desde que tengo recuerdos, recuerdo a mi madre llevándonos a la Feria del Libro, en el Retiro. Cada año íbamos y nos compraban algún cuento. Adoraba a Gloria Fuertes, qué gran poetisa! Qué gracia me hacían sus versos. Algunos aún los recuerdo, y han pasado "titantos años"...

Un día cualquiera:

A ver, Luisete, me tienes que contar qué es un terremoto y qué te han contado tus amigos.
"No me han contado nada del terremoto. Sólo que había un terremoto y que estaba en Japón". Pues eso es bastante acertado... "Ya lo sé. Voy a por una silla más grande, mamá. La del piano...". Sigamos, qué te contó Rocío?. "Solo que era en Japón." Qué pasa cuando hay un terremoto?. "Que tiembla la tierra, se chocan unas cosas que hay debajo de la tierra y después de eso se hace un terremoto. Se sube la arena como montañas". Qué se choca? "Bueno, no sé cómo se llaman, mamá... cómo se llaman? COSTILLAS! Las dos costillas!". Qué pasa con las costillas?" Se chocan? "Si, se chocan las costillas cuando tiembla la tierra." Y las personas?. "Se mueren, porque tiemblan ellas y se mueren. Es que no sé porqué... porque se podían hacer dos terremotos y se mueren... no puedo decir más, mamá... se van a otro país!". "A ver, el suelo es como bocadillo, como tostadas, que es sólo un pan, y se chocaban y se movía la tierra. Por qué te lo tengo que decir tantas veces?!?" Se acabó la entrevista.
Tú quieres estar en un terremoto? "NO!, porque si no, me tendría que ir a otro país, y no quiero irme, porque aquí está mi casita... me llevaría mis juguetes... me llevaría a mi padre, mi madre, mis abuelos, Leila y Asís... mis tíos... y... a Jaimito. Esos todos."
Lo de "las dos costillas" es de otro día, pero os lo cuento. Un día al recoger a Luisete a la salida del cole me dice entusiasmado: "Mamá, mamá! Hoy hemos estudiado las costillas!". Ah, si? "Si, mamá, las dos costillas!". Qué dices? Cuales son las dos costillas? "Pues mamá, ya sabes, costilla La Mancha y costilla León!"

El miedo genético que tenemos a las arañas...

PIVI desde Basingstoke, UK - (1 niño y 3 niñas) - 27/5/11

Bueno, a lo de las arañas te gano yo (se refiere a las 3 hermanas que somos, y a un perro). No creo que tengas derecho a tenerlas miedo a las pobrecitas hasta que las jodidas te hagan lo que me hicieron. Estaba yo hace 20 años (madre mía, que vieja me he sentido diciendo esto) en mi casa; era v...erano y vestía yo una falda estilosa larga; el caso es que tuve la necesidad física de ir al baño a desaguarme (en España decimos hacer pis). Cuando estaba sentada en el inodoro desaguando (hasta mear me suena mejor), de pronto veo una cosa enorme y con muchas patas subiéndome por la pantorrilla a toda leche!!!! Pegué un salto (si, mortal con doble tirabuzón, me acuerdo) y chillido que me debieron oir hasta los vecinos del octavo (vivíamos en un cuarto). Fue tal el estado de shock en el que entré que no dejé de saltar durante por lo menos 5 minutos, en los cuales procedí a quitarme absolutamente toda la ropa para encontrar a la mierda de la araña y aplastarla por hacerme eso a mí. He de decir que 20 años despues no he conseguido superarlo y las tengo que machacar cuando invaden mi espacio.
Mira, querida, a tí te ha caído de todo: arañas, ratones, ratas y hasta una culebra! O es que no te acuerdas? Y no la mataste tú, hermosa. La arañita no aparecía por ninguna parte, te lo recuerdo, por lo que dudamos unos días de tu cordura hasta que pasada una semana un día que estaba limpiando la "seño" movió un macetero dorado (te suena?) y apareció el puto bicho. Hubo que matarla a tiros, tal era su tamaño... así que no te cuelgues medallas que yo también estaba!

MARÍA desde MADRID - (1 niña) - 28/5/11

Las arañas nos dan miedo a las tres (esta es mi otra hermana, claramente con las mismas habilidades informáticas que Pivi, esto es, o lo subo yo o no lo suben ellas ni de coña, como siempre...) o es que no os acordáis de la tarántula gigante de Thailandia? (Nepal, Chitwan). Llegábamos tan cansadas a la cabaña maravillosa en medio de la reserva cuando decidimos elegir las camas... yo arriba (María),arriba que guay!!! Y vosotras también queríais arriba (había dos camas como en un altillo) y al final dormimos las tres juntitas jijiji qué bonito!!! Había una tarantula gigante en la ventana de la habitación (si, y nos llamaba con una patita ). Ciertamente, ya me acuerdo. Separamos la única cama que había abajo (de 90) de la pared y dormimos las tres juntitas haciendo turnos para vigilar a Arañita.
Y el día que Kike vino a matar a la peluda que había caído de la persiana en Carabaña mientras nosotras le esperábamos subidas a la cama? María, esperamos más de dos horas...
A esto tengo que agregar que no fuimos las únicas histéricas en ese viaje. A mamá se le enganchó una sanguijuela en el medio de la jungla mientras subíamos en elefante, y lo único que la preocupaba era si habría picado primero a alguien con sida... Mamá, no nos lo negarás, verdad?